Suscribir

Suscríbase para recibir nuestra publicación gratis en su buzón de correo electrónico.

Introduzca su email:

Ofrecido por FeedBurner

Predicas Cristianas | Mensajes Cristianos

Escucha la voz de Dios

Ratio:  / 3
MaloBueno 

Lucas 10:38-42 “Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba Maria, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero solo una cosa es necesaria; y Maria ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada”.

No era incorrecta la hospitalidad que Marta ofrecía al Maestro, pero estaba tan ocupada en sus quehaceres, que había ubicado mal sus prioridades; no tomó tiempo para oír las enseñanzas a los pies de Jesús como lo había hecho su hermana Maria, ella verdaderamente había aprendido a escuchar la voz de su maestro, y esta intimidad con Jesús le llevó a conocerle y ser una verdadera adoradora de Cristo, ella nos ha dejado un ejemplo de entrega y consagración (Juan 12:3).

Cuantas hermanas en Cristo no han dejado el tiempo suficiente para aprender a escuchar la voz de Dios; las tareas de la casa, los problemas cotidianos, el afán por la vida no le permiten tener comunión intima con el amado de su alma, van perdiendo la relación de amor y unidad en el Espíritu que antes tenían.

Para escuchar la voz de Dios no es tan fácil como algunos creen, es necesario tener una comunión intima y perfecta con nuestro creador, es allí donde sabremos diferenciar la voz de El, en medio de muchas voces, Juan 10:4-5 “Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Mas al extraño no seguirán, sino huirán de el, porque no conocen la voz de los extraños.” .

Dios nos dice que somos sus ovejas y que le seguimos porque conocemos su voz; no solamente hay que saber escuchar la voz de Dios sino obedecerla; Dios probó a Abraham y le pidió que ofreciera a su único hijo Isaac en holocausto; nunca se puso Ud. a pensar si Dios le hubiera probado en la misma manera que probó a Abraham, ¿Usted hubiera respondido como le respondió el?, o cual hubiera sido su respuesta ante tal demanda por parte de Dios (Génesis 22:1-2), ¿Qué hubiera hecho?.

Yo no me atrevo a responder, y creo que usted tampoco tendría una respuesta rápida en su boca; pero una cosa sé, que Abraham si conocía a Dios, que su relación con el Padre era intensa y profunda y por ello no dudó en entregar a su hijo en sacrificio como lo hizo, sabiendo que su Padre Celestial le proveería el cordero para el holocausto, y que el junto a su hijo le adorarían; Dios probó a Abraham y su obediencia fue contada por justicia constituyéndose en amigo de Dios y padre de la fe.

La voz de Dios no nace en nuestros pensamientos, ni en nuestros sentimientos, nace desde lo profundo de nuestra alma; para reconocer la voz de Dios debemos tener los sentidos bien equilibrados en la palabra de Dios y en perfecta sintonía con El, El quiere que todos sus hijos le conozcan y aprendan a escuchar su voz, El está esperando que tu te pongas a sus pies como lo hizo Maria, que aprendas a escuchar su voz y a derramar tu corazón delante de su presencia, El quiere guiar y dirigir tu vida; El no quiere que tu te equivoques y tengas que sufrir, El quiere que sigas sus consejos para que todo te vaya bien en la vida y recibas todas las promesas y bendiciones que El tiene preparada para ti.

Tenemos grandes enseñanzas de hombres y mujeres que fueron obedientes a su voz, y por ello, grandes bendiciones fueron derramadas por Dios a causa de su obediencia; a estos verdaderos hijos de Dios debemos imitar y seremos constituidos en amigos de Dios, ya no nos llamará siervos sino que nos llamará amigos Juan 15:15 “Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su Señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.” .

Bendito sea el Padre de nuestro Señor Jesucristo por este maravilloso privilegio de ser constituido en amigo de Dios, poder escuchar su dulce voz y dejarnos conocer sus riquezas inescrutables es el anhelo ardiente de todos sus hijos verdaderos que cada día buscan conocerle mas.

Dios amado, déjanos siempre escuchar tu dulce voz, que nunca perdamos esta comunión intima y perfecta contigo, donde nuestra alma y nuestro Espíritu se amalgaman y todo nuestro ser es conformado a tu imagen y semejanza, donde Tu puedes hacer tu perfecta y divina voluntad en nuestras vidas.

Que el Dios Todopoderoso abra tus oídos Espirituales y aprendas a escuchar su voz; y a obedecerle, porque en la obediencia esta a bendición.

Usuarios en línea

Usuarios en línea

Nuestro lugar de encuentro

Los Laureles N° 302 esquina Los Olmos

Santa Cruz del Lago - Carlos Paz,
Córdoba, República Argentina

Para mas información llamar:

Teléfono: 03541-494800

Top 5 Hosting Review