Suscribir

Suscríbase para recibir nuestra publicación gratis en su buzón de correo electrónico.

Introduzca su email:

Ofrecido por FeedBurner

El Futuro en Dios

Ratio:  / 2
MaloBueno 

En estos tiempos en los que nos alarmamos por los acontecimientos catastróficos que ocurren alrededor del mundo y las malas noticias que nos muestran los medios de comunicación, en esta época en la que tanto se habla de los momentos del fin, del último Papa y de muchas otras  señales…  ¿Cuál es nuestra postura?.

Tal vez hablamos mucho acerca del futuro o nos preocupamos por el futuro… pero ¿lo estamos haciendo según Dios?, ¿según la revelación de Dios en su palabra, o lo vivimos desde la preocupación y aflicción del mundo?, ¿que creemos acerca del futuro?… ¿Qué deseamos y esperamos para nuestro futuro? Ante estos y tantos otros interrogantes que vienen a nuestra mente, hagamos lo mejor, busquemos la verdad, busquemos la Palabra de Dios, veamos que tiene el Señor para decirnos…

Jesús nos dijo…, Juan 14:3 “Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”. Amén!  Y también oro al Padre diciendo Juan 17:24 “Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo”. Amén!

Jesús, el Hijo de Dios, vino a este mundo, y se entregó por nosotros, pago por nuestros pecados, y quiere en su inmenso amor que nuestro futuro sea junto a Él en su Reino. Lo revela su Palabra en el libro de Hebreos 9:28 “Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan”. Amén!

Cristo viene! Amén! ¿Para qué? Lo afirma su Palabra… para salvar a los que le esperan!

¿Por qué? …

2 Corintios 5:10 “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo”. Amén!

Mateo 16:27  “Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras”. Amén!

El Señor viene para que recibamos la paga por nuestros actos, por lo que hemos hecho, por nuestras obras, las que son consecuencia de lo que creemos, en quien creemos y de lo que guardamos en nuestro corazón.

Apocalipsis 20:12 “Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras”. Amén! Todo lo que pasa en nuestras vidas, está registrado, nada queda oculto para Dios.

1 Corintios 4:5 “Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios”. Amén!

Está claro entonces que pasara! El Señor vendrá a salvar a los que le esperamos, y seremos juzgados según nuestras obras, nuestro actos, todo lo que hemos hecho, lo cual es consecuencia de lo que creemos y pensamos.

Es entonces bueno preguntarnos ¿Cómo prepararnos?… que tal si le preguntamos al Señor ¿cómo prepararnos?, ¿cómo debemos vivir?, ¿qué debemos hacer? 

Y como de costumbre  Él siempre nos responde en su infinito amor y verdad, con lo mejor para nosotros, con su voluntad, con su Palabra.

2 Pedro 3:10 “Porque: El que quiere amar la vida Y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño”; Amen! Habla lo bueno, habla bien de tu prójimo, edifiquemos a las personas, animándolas y destacando lo bueno que hay en cada uno.

Apocalipsis 3:3 “Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti”. Amén! El Señor nos habla en la Biblia, se revela allí de tapa a tapa y nos da su mensaje, esa maravillosa carta de amor para nosotros, los llamados a ser sus hijos, y nuestra preparación dependerá de recibir su Palabra, oírla y guardarla, poniéndola por obra, y arrepintiéndonos de cada una de las veces que nos hemos apartado de su voluntad.

Veamos cuán grande es nuestro Dios, que nos alienta a prepararnos, nos muestra las recompensas que tiene reservadas para los obedientes y esforzados que creemos en su Palabra.

Santiago 1:12 “Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que les aman”.

Daniel 12:3 “Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.  Amén! Dios quiere que enseñemos su justicia a la multitud, que seamos ganadores de almas, y Él nos dará resplandor eterno”.

Mateo 10:42“Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa”. Amén! Somos llamados a ser seguidores humildes, al servicio de aquellos que están en necesidad tanto material como espiritual.

Mateo 25:23 “Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”. Amén! Somos alentados a ser mayordomos fieles, a administrar los bienes, dones y talentos que recibimos de Dios para su Gloria, y no para guardarlos y disfrutarlos solos.

Lucas 6:35 “Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque Él es benigno para con los ingratos y malos”. Amén! Somos llamados a la bondad, a reflejar la bondad de Dios en nuestras vidas.

Romanos 2:10-11 “Pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego; porque no hay acepción de personas para con Dios”. Amén! Debemos hacer lo bueno, a todos sin distinguir, somos llamados a llevar la luz de Dios al mundo.

Cristo viene!!! ¿Estamos preparados para recibir la recompensa de nuestras obras? en lo secreto analicemos nuestras acciones, palabras y hechos y busquemos la voluntad de Dios, porque ya sabemos que acontecerá en el futuro, la decisión está en nuestras manos, en cada uno, el futuro se acerca.

¿Cuándo será?…

El Señor nos dice, Hechos 1:7 “Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad”. Amén! Marcos 13:32 “Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre”. Amén!

Y entonces nos advierte,  Lucas 12:40  “Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá”. Amén!

Vivamos cada día como si fuera el último, vivamos cada día para dar Gloria a Dios, que nuestra vida, nuestras palabras, nuestros pensamientos sean un alabanza continua a nuestro Señor.

Preparémonos para comenzar una semana de entrega al Señor, a su voluntad, respondiendo a su llamado de llevar luz y sal a un mundo cada vez más contaminado por la influencia del enemigo.

Busquemos el premio eterno que Dios nos ha prometido, esforcémonos y seamos valientes en llevar vidas santas y agradables a Dios, y estemos preparados para la venida del Señor, recuerda la promesa de Dios. Mateo 19:29 “Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna”.

Usuarios en línea

Usuarios en línea

Nuestro lugar de encuentro

Los Laureles N° 302 esquina Los Olmos

Santa Cruz del Lago - Carlos Paz,
Córdoba, República Argentina

Para mas información llamar:

Teléfono: 03541-494800

Top 5 Hosting Review