Suscribir

Suscríbase para recibir nuestra publicación gratis en su buzón de correo electrónico.

Introduzca su email:

Ofrecido por FeedBurner

Seamos parte - Predicacion

Ratio:  / 0
MaloBueno 

¿Se consideró alguna vez de esa manera?; si lo haces te ayudará a revolucionar tu vida devocional pues te darás cuenta que el Señor espera con anhelo el tiempo en que han de estar juntos y que si te lo pierdes, Él se sentirá decepcionado ya que no solo estas tu recibiendo de Él, sino que Él estaba recibiendo de ti, y si lo comienzas a ver de esta manera, cuando te reúnas con el Señor comenzaras a hacerlo con un nuevo sentido de su amor y de que se deleitaba en el tiempo que pasan juntos en comunión.

“Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes” Efesios 6:13, y el Señor nos ha concedido el gran privilegio de ser el campo de batalla en el que gana sus grandes victorias; la gran victoria la debe obtener el Señor en cada uno de nosotros, fíjense que Job sufrió una serie de tragedias, en un solo día perdió sus posesiones y al fin perdió a toda su familia, excepto a su esposa; el Señor puede permitir que sucedan muchas cosas, pero lo que nunca va a permitir es que toquen a su esposa, Él nunca va a permitir que toque a la iglesia, “las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos” Mateo16:18-19, “Porque intentaron el mal contra ti; Fraguaron maquinaciones, mas no prevalecerán, Pues tú los pondrás en fuga” Salmo 21:11-12.

Job no podía entender lo que estaba pasando, pero Dios lo había escogido para ser el campo de batalla en el que Dios permitió a Satanás llegar al límite máximo, afectando incluso su cuerpo físico, permitiendo que su mente estuviera angustiada y sin entender lo que estaba pasando, pero cuando terminó la batalla Dios bendijo grandemente a Job y lo ha usado con poder, para enseñar al pueblo de Dios a través de los siglos que las pruebas y las dificultades no son solo para la persona que las padece, sino que son un medio del cual se vale Dios para obtener poderosas victorias contra los poderes invisibles, “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” Efesios 6:12, y nosotros hemos sido llamado a ser soldados, que hemos aprendido cómo luchar.

Juan le escribe a los jóvenes cristianos diciendo: “Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno”1 Juan 2:14, les esta diciendo a los jóvenes y a cada uno de aquellos que han aprendido cómo luchar, cómo seguir adelante, cómo destruir las confusiones del mundo, cómo no dejarnos arrastrar por la época en la que vivimos para ir contra la corriente del mundo glorificando a Dios al hacerlo.

Daniel, siendo muy joven, se encontró prisionero en un país extranjero, expuesto a un entorno pagano y tuvo que batallar día tras día, pero reconociendo también día tras día la fidelidad de Dios para guardarle de todo lo que se ponía en su contra; las presiones sobre él fueron casi increíbles, pero Daniel y sus amigos se enfrentaron con las pruebas y obtuvieron la victoria en todas las batallas en las que se vieron envueltos.

A Daniel se le permitió ver a lo lejos, por encima de los siglos hasta nuestros días, pero cuando se le apareció el ángel, Daniel, cayó sobre su rostro, atemorizado y asustado por aquella visita celestial, y el ángel le dijo: “Varón muy amado, está atento a las palabras que te hablaré, y ponte en pie; …….. Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras” Daniel 10:11-12; ¿Por qué era amado?, por ser un soldado fiel, y este es el privilegio que Dios nos está entregando a nosotros en este día en que el mundo tiene muchas aflicciones.

Dios nos está llamando a que seamos parte de su obra, a que sigamos los pasos de aquellos que han salido victoriosos de la batalla antes de nosotros habiendo sido fieles, si fue necesario, hasta la muerte; este es el privilegio de aquellos que son llamados y capacitados con toda bendición espiritual, para formar parte del cuerpo, del templo, del misterio, siendo un nuevo hombre, una esposa y un soldado para Jesucristo.

¡¡Ese es el llamamiento!!, y por eso Pablo dice: “Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos. Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo” Efesios 4:1-7.

No pierda usted de vista lo que está haciendo Dios en su vida, el mundo no lo puede comprender pues no tiene ni idea de lo que está sucediendo, pero usted lo sabe y lo está viendo, así que no se desanime y hágase parte de la obra del Señor.

Usuarios en línea

Usuarios en línea

Nuestro lugar de encuentro

Los Laureles N° 302 esquina Los Olmos

Santa Cruz del Lago - Carlos Paz,
Córdoba, República Argentina

Para mas información llamar:

Teléfono: 03541-494800

Top 5 Hosting Review