Suscribir

Suscríbase para recibir nuestra publicación gratis en su buzón de correo electrónico.

Introduzca su email:

Ofrecido por FeedBurner

Nuestra confianza esta en Jesús

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Por el pecado de Adán cayó toda la humanidad perdiendo la comunión con el Padre Celestial, Romanos 3:23, por esto fue necesario un sacrificio magistral, un derramamiento de sangre único y eterno para la redención de los pecados y obtener así la vida eterna, es por esto que vino Jesús, quien dejando su naturaleza divina se hizo hombre, “Aquél Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14), dejó la gloria del Padre para habitar, sufrir y padecer como hombre todos aquellos dolores que debía sufrir la humanidad, sufrimiento que llegó a la muerte de cruz, solamente para que cada uno de nosotros podamos presentarnos reconciliados ante el Padre.

“Cristo murió por nuestros pecados; conforme a las Escrituras” (1 Corintios 15:3), lo hizo para hacer lo que ningún hombre podría y es destruir la barrera que nos separaba de Dios, el obstáculo que crea el pecado e impide la comunión con el Padre solamente podía ser removido por el Hijo; ahora tenemos una relación correcta con Dios, hemos sido reconciliados y salvados de su ira, ya nadie puede condenarnos pues somos libres de pecados por su sacrificio.

Muchos, aún siendo cristianos se sienten incapaces de acercarse a Dios y por eso es que piden al pastor, a los líderes o al grupo de intercesión que lo hagan por ellos; el mismo pueblo de Israel tomó esta actitud cuando le pidió a Moisés que intercediera por ellos; ya somos libres porque Cristo nos hizo libres y además somos aceptos para Dios, debemos reconocer la existencia de un solo mediador que no es el pastor, ni los líderes y ningún hermano, “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1 Timoteo 2:5), por ello “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” (Hebreos 4:16).

“Fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras” (1 Corintios 15:4), confirmando así que era todo aquello que afirmó ser: Hijo de Dios, Salvador y Señor puesto que “Fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos” (Romanos 1:4), es así que Jesús murió para que nosotros vivamos, Juan 10:10.

Lo que debemos comprender es que la vida que el Señor nos entrega es para vivirla de un modo especial, es para vivirla como lo que realmente somos, “Vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquél que os llamó de las tinieblas a su luz admirable” (1 Pedro 2:9); por medio de Jesús te has convertido en todo aquello que dice la Escritura, eres un privilegiado, pero para que anuncies las virtudes de aquél que te entregó esa nueva vida, es por ello que debemos predicar el evangelio.

CONCLUSIÓN: .

Ahora sabes en quién has depositado tu confianza, sabes que no se trata de una convicción humana sino que es el mismo Dios que se ha revelado a la humanidad para que ésta pueda ser salva.

Has visto que mientras que tu confianza este puesta en Jesús, tu vida va a cambiar para llevarte a la bendición, que a pesar de las pruebas y dificultades que seguramente tendrás en tu peregrinar en este mundo en que el enemigo se mueve permanentemente para hacerte retroceder, te basta el decir: “En el día que temo, Yo en ti confío” para que venga a tu vida la paz, Juan 14:27.

También conoces lo que Jesús ha hecho por ti, sabes que Él no tuvo límite en cuanto a su propio sacrificio para que tu obtengas el perdón de tus pecados y la vida eterna; Él lo hizo todo por amor y demostró ese amor dándolo todo; y tú, ¿Le estás dando muestras de tu amor por Él trabajando y sirviendo en su obra como Él te está pidiendo?, ¿Cuánto de ti estás sacrificando para hacer su voluntad?, ¿Estás viviendo como lo que eres o lo sigues haciendo como cuando estabas en tinieblas?.

Usuarios en línea

Usuarios en línea

Nuestro lugar de encuentro

Los Laureles N° 302 esquina Los Olmos

Santa Cruz del Lago - Carlos Paz,
Córdoba, República Argentina

Para mas información llamar:

Teléfono: 03541-494800

Top 5 Hosting Review